El cine como fenómeno cultural: Chicas Amélie. Chicos Tyler Durden.

Todas las manifestaciones culturales dicen algo del tiempo en que se producen: nos indican las preocupaciones, sueños, miedos, obsesiones de una generación. Cuando se recrea un mundo también se está dando una manera de interpretar la realidad. Ahora bien, creo que determinadas manifestaciones, por su originalidad, por su diferencia, se convierten en promotoras de una interpretación nueva de realidad, en lugar de reflejo de una ya existente.

Todavía no he profundizado mucho en este pensamiento, pero creo que cada cierto tiempo aparece una manifestación cultural que marca la manera de vivir, sentir y pensar, de una generación. Como sucedió con Goethe y “Las penas del joven Werther”, o con Flaubert y “Madame Bovary”.

La cuestión es que ahora ya no se lee tanto, pero se consume mucho el producto audiovisual, por lo que esas nuevas interpretaciones, desde hace tiempo, vienen de la mano del cine. No deja de ser irónico, ya que muchas películas son adaptaciones de obras literarias. Tal vez ya no queremos hacer el esfuerzo de leer; es mucho más fácil sentarnos y que nos lo cuenten. Por otro lado, creo que esa transmisión de valores cobra mucha más fuerza a través de la imagen.

Algunas películas tienen fuertes repercusiones; sólo por mencionar algunos ejemplos: “La naranja mecánica”, “Blade Runner”, “Pretty woman”, “Matrix”, “Crepúsculo”. Son películas que han cambiado la percepción de la realidad y la sensibilidad de diferentes públicos. Estas películas no coinciden en género, ni en temática, ni en público objetivo, pero por alguna razón, todas ellas se convirtieron en fenómeno cultural, o en himno, de una generación.

Aunque esta tesis está todavía muy poco trabajada, tengo claro cuáles son las películas que han afectado a mi generación: “Amélie” (2001) de Jean-Pierre Jeunet y “El club de la lucha” (1999) de David Fincher. Llevo tiempo observando que una gran parte de las chicas de mi edad quieren una vida como la de Amélie y gran parte de los chicos quieren tener la actitud de Tyler Durden.

amelietyler

Las dos películas presentan historias originales, inesperadas, personajes carismáticos, que se diferencian de la masa, recursos estéticos y narrativos muy interesantes y se apoyan en magníficas bandas sonoras. Reconozco que las dos películas me gustan y que ambas me causaron impacto. Sin embargo, creo que el querer emular esas historias, o adoptar esas interpretaciones puede ser muy problemático.

En ambas historias los personajes principales son, en cierto modo, sabios: Amélie conoce la felicidad de los pequeños placeres cotidianos y Tyler conoce los males del materialismo y la sociedad de consumo. En ese sentido, creo que es muy fácil engancharse a ellos.

tumblr_me9qagJeoz1qbydido1_500

-1

Sin embargo, creo que no hay que perder de vista que ambos personajes, a pesar de esa clarividencia respecto a las cosas realmente importantes y ese carisma, son profundamente antisociales. Ninguno de los dos sabe relacionarse ni con las personas ni con la realidad que les rodea. Muchas chicas admiran la historia de amor de Amélie con Nino, y muchos chicos admiran la historia entre Tyler y Marla; sin embargo, ambas relaciones son bastante conflictivas.

Amélie no se atreve a hablar de verdad con la persona que le gusta, casi todo sucede en su imaginación. Si acaba atrayéndole hacia ella no es de manera directa, sino siempre a través de juegos o trampas. Se relaciona con él de manera oblicua. A menudo Amélie acaba llorando sola, en casa, pensando en sí misma y en lo desgraciada que es. Amélie es una persona vital y al mismo tiempo asustada de la vida.

7c98368c68d5ed67292404f577f8b936_224

Tyler tiene una relación directa: coge lo que quiere cuando lo quiere. Pero no piensa en los sentimientos de los demás. Es igual de destructivo en su vida sentimental como lo es con las posesiones materiales. Tyler depende de Marla en cierto sentido, pero la hunde constantemente.

tumblr_mebigkDDd91rkvh7vo1_1280

Ninguno de los personajes sabe lidiar con sus emociones. Los sentimientos aparecen como una debilidad, como algo que hace sufrir. Ambos personajes construyen situaciones para no tener que enfrentarse a sus sentimientos.

xkd65c

Sin embargo, lo que realmente me preocupa es que las dos películas transmiten significados y sensibilidades muy diversas: mientras que “Amélie” es una loa a la inocencia, la ingenuidad y la imaginación, “El club de la lucha” es una invitación a separarse de un mundo falso, hipócrita. Anima a la destrucción (y la auto-destrucción) del mismo modo que Nietzsche: desenmascarando el engaño del mundo. En “Amélie” hay una justicia poética: si eres buena persona, sufrirás, pero finalmente serás feliz. En “El club de la lucha” hay nihilismo.

Ahora bien, el problema es que los jóvenes (y también los adultos) aprenden a amar, y a comprender las relaciones, según el ejemplo que ven en las películas. Entonces, ¿cómo van a relacionarse las Amélie del mundo con los Tyler Durden?

5 thoughts on “El cine como fenómeno cultural: Chicas Amélie. Chicos Tyler Durden.

  1. Rafa Monterde says:

    Hace tiempo que quería escribir algo así, por no decir que iba a decir casi lo mismo. Una grandísima entrada. Un saludo.

  2. hellomuskox says:

    cómo? como se relacionan muchos de los chicos y chicas de nuestro tiempo… en relaciones tormentosas, porque razón nos hicieron los heroes de la literatura creer que para ser listo, había que sufrir…

    Yo ya fui Tyler… y ya presumieron que debía ser una Amelie… hay que ser absolutamente moderno, decía Rimbaud… no dejemos arrastrarnos… las historias del cine se quedan en el cine… si de verdad queremos aspirar a algo inalcanzable, porque no intentar rozar la perfección con Wes Anderson… trivial, superfluo y, sin embargo… arrollador… No es un live and let die…???

    Fenomenal entrada.

  3. Amanda Adistancia says:

    Me ha gustado mucho tu entrada. A pesar de lo que escribes al final, creo que debes ser bastante optimista si piensas que las chicas son más de Amelie. Ojalá. Creo que, a nuestro pesar, hay otro modelo mucho peor, el amlagama de kim kardashian-paris hilton-kate moss-etc– Amelie por lo menos tenía algo maravilloso que es una vacuna contra la deshumanización: la empatía. Era antisocial, sí, pero le importaban las personas y qué hacer para mejorar su vida y encima: trabajaba, no estaba en notre damme shore..jajaja

  4. Pingback: laletrab

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s