Los idiotas

Sólo los idiotas tienen el corazón con forma de ancla, bien enterrado en el pasado. Tienen las palmas de las manos abrasadas de aferrarse a clavos ardiendo, y los ojos como grifos abiertos—de llorar en el cine, de llorar con un libro, de llorar en los conciertos, de llorar, de llorar, y de reír al mismo tiempo. Los idiotas tienen ojeras de quedarse hablando hasta tarde, y tienen la sonrisa de haberlo hecho. Van descalzos porque no saben nada de ir con pies de plomo.

Los idiotas llevan el corazón abierto. Y van a contagiarse de lo que traiga el mundo. Los idiotas se enamoran. Y se caen. Y se levantan. Porque son idiotas, y no piensan que volverán a acabar en el suelo.

Benditos los idiotas.

7 thoughts on “Los idiotas

  1. Félix says:

    Los idiotas debemos empezar a aprender a amar y a recordar solo aquello que resultó beneficioso en nuestras vidas. No sabia que yo era de uno de esos idiotas :). Gracias y un abrazo. Seguiré tu blog

  2. Dios hecho mujer says:

    Los idiotas se enamoran. Y se caen. Y se levantan. Porque son idiotas, y no piensan que volverán a acabar en el suelo.

    No sabes cómo me cae este texto ahora. Ya te sigo. Gracias por compartir tus pensamientos.
    Abrazo grande desde el Caribe.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s