Vivía en el autorretrato

 

Fotografías. Diarios. Dibujos. En cada cosa que hacía me retrataba a mí misma. No con afán de documentar mi existencia, sino con afán de profundizar en mi existencia. Hablaba de lo que tenía cerca, de lo que sabía…y creía que esa labor podía enseñarme a vivir mejor.

Después me dijeron que era egocéntrica. Y sentí vergüenza. Sentí culpa. Dejé de hacer todo aquello. Al tiempo también dejé de reconocerme: y el auto-retrato pasó a ser (meramente) retrato. ¿Sigue habiendo culpa en ello?

Hace poco me preguntaron para qué servía la filosofía (otra vez); contesté: Por el momento, para hacerme feliz. Y qué liberación. Poder hablar de nuevo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s