Has llenado una hora que podría haber sido de aburrimiento. A veces sólo el pensamiento puede llevarnos a donde queremos—aunque hay que aprender a conducirlo. De lo contrario, se pueden tener accidentes: siniestro total en mi mente.

f0929a0bbbb7458fffc6c665c738afe9.jpg

Eduardo Mata 

Qué fácil es caer en las propias trampas, y qué difícil es hacerse cosquillas a uno mismo. ¿Cómo puede ser que no nos demos cuenta? Creo que los problemas tienen fácil solución la primera vez que los miras (dos más dos son cuatro), y que se complican si les das demasiadas vueltas (pero y si dos no fuera realmente dos, y si fuera tres, pero con nombre de dos, y si me quieren hacer quedar como una idiota, pues ya no lo sé). Menos vueltas.

Siempre he dicho que era más lista cuando no pensaba.

 

 

One thought on “

  1. Esther says:

    Y cuando ya le has dado miles de millones de vueltas, cuando no paras de centrifugar… ¿y sigues sin ver la solución? ¿entonces? apuuufffff un besote

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s