Yo. Para mí.

img-20160813-wa0002

He decidido hablar en primera persona. He comprobado que si me digo a mí misma “puedes escribir” no me convence en absoluto. Esa segunda persona siempre me suena a alguien que me tiene compasión; a alguien que por cariño me sigue dando ánimos, aunque sepa perfectamente que no voy a llegar a ninguna parte. En cambio, la primera persona es poderosa: “puedo escribir”.

Qué distinto se siente—YO PUEDO ESCRIBIR. Yo. Me afirmo a mí misma en lo que digo: afirmo mi identidad, mi capacidad. Lo puedo decir con certeza, lo siento verdadero. No me suena a compasión, me suena a convicción. Puedo escribir—y lo sé porque lo estoy haciendo. ¿Qué puede haber más convincente que eso, que lo estoy haciendo ahora mismo?

La primera persona es poderosa. Te hace tomar una posición frente al mundo, te pone a las riendas de tu propia identidad. Y nos llamarán narcisistas, vanidosos y egocéntricos: pues sí, soy el centro de mi experiencia. Y no voy a juzgarme con el criterio de otros. Menuda afirmación más estúpida: egocéntrico.

Evidentemente.

Soy yo quien escribe. Yo en primera persona. Yo. Yo. Yo.

 

 

4 thoughts on “Yo. Para mí.

  1. enelsombrerodemama says:

    ¿Y qué hay más sincero que reconocer que hablas desde lo que tú conoces? Tú, una segunda persona en mis palabras que en las tuyas se transforma en primera. La primera persona además de poderosa es honesta. Buen post!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s