Diario Parisino IV

Ayer abrí la ventana y nevaba.

El domingo estuve en Versailles. Había estado una vez antes, con 17 años—en el viaje de fin de estudios del colegio—y durante este nuevo recorrido no paraba de acordarme de las amigas que me acompañaron entonces. Y de la persona que yo creía que era en ese momento. ¿Os pasa también a vosotros que os sentíais mucho más fuertes y más valientes, e incluso más listos, a esa edad?

Fui sola. Pero hice amigas por el camino. Hacía viento, muy frío. Versailles en invierno es algo triste—o soy yo que me pongo melancólica. No, no soy yo: las fuentes están apagadas, muchas estatuas cubiertas, y la tierra seca.

2016-11-06-05-37-59-1

Las ovejas de Maria Antonieta siguen vivas. Aunque no sean las mismas, siguen siendo las ovejas de Maria Antonieta.

¿Volveré algún día y recordaré esta vez?

 

 

 

One thought on “Diario Parisino IV

  1. sgsanz says:

    «¿Os pasa también a vosotros que os sentíais mucho más fuertes y más valientes, e incluso más listos, a esa edad?».

    A veces me da vértigo echar la vista atrás hasta esos años, cada vez más lejanos en el tiempo. Tanto, que los recuerdos se desfiguran y adquieren tintes casi míticos: éramos gigantes. Fuertes, audaces, inquebrantables.

    Tal vez sean las lecciones aprendidas en carne propia o el precio de los años, que nos vuelven más pequeños, más débiles, más prudentes y frágiles. Aunque no llego a envidiar a mi yo de hace casi media vida, sí que empiezo a valorar la pausa necesaria antes de cada nueva batalla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s